Identificados dos menores de 12 y 13 años por distribuir un vídeo de alto contenido sexual de otra niña de 14 en un grupo de WhatsApp y amenazarla

  Reading time 6 minutes

La Policía identifica a dos menores de 12 y 13 años por distribuir un vídeo sexual de una de 14.

La madre de la víctima, que tiene discapacidad, presentó una denuncia tras el aviso del padre de uno de los perpetradores

Agentes especialistas de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía Nacional ha procedido a la identificación de dos menores inimputables, de 12 y 13 años, un varón y una mujer por distribuir, mediante la aplicación WhatsApp, un vídeo de alto contenido sexual de una menor de 14 años de edad.

La madre de la víctima, una menor de 14 años con discapacidad, se había personado en la Jefatura Superior para interponer denuncia en nombre de su hija, en la que relataba que había tenido conocimiento que estaba circulando entre un grupo de conocidos y amigos de su hija un vídeo de contenido sexual de la misma.

La madre de la víctima menor de edad relataba que tuvo conocimiento de la existencia de este vídeo a través de la llamada de teléfono de uno de los padres del que posteriormente ha sido identificado como unos de los menores que habían difundido dicho vídeo.

En la denuncia, la madre de la víctima manifestaba que lo que se había iniciado como un juego de «verdad o atrevimiento» terminó en un delito de amenazas, ya que una de los menores llegó a amenazar de muerte a la víctima si no enviaba un vídeo de contenido sexual, por lo que la víctima realizó el vídeo que posteriormente fue difundido.

El vídeo, que había sido compartido por un grupo de WhatsApp de más de 25 personas, contenía imágenes de la víctima menor de edad, de contenido sexual.

La Unidad de Familia y Mujer de la Jefatura Superior de La Rioja inició una investigación para la completa identificación de las personas autoras que habían compartido el vídeo, pudiendo identificar a dos menores de edad, una mujer y un varón de 12 y 13 años, por lo tanto personas inimputables penalmente como los autores de un delito de distribución de dichas imágenes y un delito de amenazas.

La importancia del control parental

Como en el resto de las nuevas tecnologías, los jóvenes y adolescentes tienen una gran facilidad para el uso de smartphones, el problema está en que no dan importancia los riesgos que encierra para su seguridad su uso incontrolado.

Desde la Policía Nacional, por ello, se aconseja a los padres cuidar aspectos como la orientación, apoyo y supervisión, para un mejor uso de estos aparatos y las nuevas tecnologías por parte de los menores, alertando de los riesgos y aconsejando cómo afrontarlos y evitarlos, con las premisas del sentido común y la prudencia, para evitar tanto ser autores como víctimas de estos delitos.

Al hilo del crecimiento exponencial del uso de Internet y las redes sociales por parte de la infancia y la adolescencia, la Policía Nacional aconseja hacer un uso responsable de estas herramientas.

Asimismo, los expertos aconsejan que los menores avisen a un adulto en el caso de recibir una imagen comprometida de alguien. También se sugiere que se bloqueen o denuncien a personas molestas, o que hacen propuestas inapropiadas a través de Internet, al tiempo que se ejercita la prudencia a la hora de enviar contenido a personas desconocida.

La Policía Nacional da unos sencillos consejos a tener en cuenta:

1) Establecer pautas o normas de utilización con los menores, mediante la supervisión de las acciones realizadas con el móvil, instalando herramientas adecuadas de seguridad y control parental.

2) Recordar que sean especialmente cuidadosos con las fotos, vídeos y contenidos de todo tipo -como conversaciones de chat- que comparten.

3) Dar el número de móvil o agregar en sus perfiles en las redes sociales a conocidos reales y de confianza.

4) No usar el móvil para realizar insultos, acoso, sexting… y que acudan a un adulto ante un posible ciberacoso o grooming.

5) El sexting -hacerse fotos de carácter erótico y/o compartirlas- es un error garrafal. Redistribuir las imágenes grabadas de otras personas con el fin de perjudicarles es delito.

6) Cuidar tu intimidad usando con prudencia la geolocalización, que permite la mensajería instantánea y el uso de las distintas redes sociales.

7) Atención al almacenar o enviar imágenes comprometidas tuyas o, peor aún, de otros, así como redistribuir imágenes ajenas que pueden dañar la imagen de los protagonistas. Querer borrarlas luego, o pretender que otros lo hagan, no es la solución.

9) Desconfiar de correos, invitaciones a grupos o solicitudes de amistad que no conoces.

10) Cuando se instalen determinadas aplicaciones en un teléfono inteligente, en muchas ocasiones, se autoriza el acceso a datos privados, su uso para terceros o, incluso, la promoción de esa aplicación entre los contactos.

Los agentes aconsejan que, en el caso de recibir imágenes de pornografía infantil en nuestros dispositivos, ponerlo en conocimiento de las autoridades de manera inmediata. Para ello, la Policía Nacional tiene un correo electrónico (denuncias.pornografí[email protected]), donde los ciudadanos pueden denunciar este extremo.

Deja una respuesta