Google Pixel Watch: su verdadero reto es no ser un smartwatch más

  Reading time 4 minutes

En noviembre de 2019 Google compraba Fitbit, y aquello disparaba los rumores sobre el desarrollo de un smartwatch ‘made by Google’. Aquellas expectativas han tardado en hacerse realidad, pero hoy tenemos con nosotros el nuevo Pixel Watch de Google.

Este reloj inteligente llega con un diseño llamativo, pero sus especificaciones son probablemente más modestas de lo que muchos esperaríamos de un dispositivo que quiere ser referente. La pregunta, como indicábamos en su presentación, es si no acabará siendo un reloj más.

Ficha técnica del Google Pixel Watch

Un diseño distintivo y muy, muy redondo

Google apenas ha revelado datos de su reloj inteligente durante estos últimos meses, pero al menos sí supimos qué diseño tendría cuando lo presentó casi en formato ‘teaser’ en mayo, durante su evento Google I/O.

Ese diseño destaca en primer lugar por un formato redondo. Google mantiene así la filosofía que diferenció los relojes con WearOS de aquel Apple Watch que planteó el formato casi cuadrado.

El acabado, no obstante, es curioso, y frente a otros fabricantes que dotan a sus relojes de una caja redonda que envuelve a la pantalla, aquí la pantalla parece conquistarlo todo. La caja del Pixel Watch está disponible en acabado negro, plata y dorado.

En realidad hay un marco circular que sí la rodea, pero desde luego el óvalo de la pantalla parece ser autocontenido. En la parte derecha encontramos un botón que apenas sobresale, y una corona circular que también gira para ir navegando por la interfaz.

Las correas serán intercambiables, aunque lo harán con un curioso mecanismo propietario de Google que está inspirado en la forma en la que los objetivos se acoplan a los cuerpos de una cámara de fotos.

En la parte trasera se aprecian los sensores que permiten monitorizar por ejemplo el ritmo cardíaco, El cristal que domina el diseño, por cierto, está protegido gracias a una capa Gorilla Glass.

La batería, aseguran en Google, permite obtener una autonomía que hará que nos acompañe todo el día sin problemas. Su capacidad es de 294 mAh, y se recarga a través de una base magnética con conexión USB-C. El tiempo de carga es de unos 80 minutos para el 100%.

Si el hardware no es tan importante, quizás el software lo sea

Las especificaciones de este Pixel Watch quizás puedan estar por debajo de lo que podríamos esperar, sobre todo en cuanto a su procesador. Lo que sí parece claro es que habrá características importantes en el terreno del software.

Y es que además del seguimiento de la actividad física —con opciones como las de informar de los «minutos en la zona activa»— el reloj nos permitirá consultar direcciones, realizar pagos móviles (con Google Wallet), o hacer o recibir llamadas (en el modelo con conectividad LTE).

Mención aparte merece la relevancia del asistente de Google, que es otro de los elementos que quieren brillar con luz propia en este smartwatch. Usar la voz para funciones de domótica y aprovechar el potencial de la renovada aplicación de Google Home serán ahora opción destacable para sus usuarios.

En el apartado de la salud entrará además en acción una integración más clara con las opciones de Fitbit. Así, el seguimiento del ritmo cardíaco, los niveles de oxígeno en sangre (SpO2) o la función de electrocardiograma estarán disponibles aunque para activar algunas de ellas necesitaremos una cuenta de Fitbit. Tenemos además estreno en la Play Store de aplicación para el Google Pixel Watch.

Cada Pixel Watch incluye seis meses de Fitbit Premium, que llega con rutinas de ejercicion, informes de salud y de actividad y otras opciones.

En 2023 estos relojes también recibirán una actualización que permitirá usarlos para detectar caídas y llamar a servicios de emergencias en esos casos.

Versiones y disponibilidad del Google Pixel Watch

El Google Pixel Watch no estará disponible en España inicialmente. Ya está disponible en Estados Unidos, donde el precio es

Deja una respuesta