Google Meet suma transcripciones automáticas para que ya no te pierdas nada de tus aburridas reuniones de trabajo

  Reading time 3 minutes

Puede que lo peor de la pandemia de coronavirus haya quedado en el pasado, pero las reuniones de trabajo por Google Meet apuntan a seguir vigentes por un largo tiempo. Lo bueno es que la plataforma acaba de añadir una muy esperada función que te ayudará a sobrellevar esos extensos —y a veces tediosos— encuentros virtuales más fácilmente: las transcripciones automáticas.

Sí, desde hoy, Google Meet integra una herramienta que registra todo lo que se dice durante una reunión y lo transcribe. De esta forma, los usuarios pueden aprovechar la versión en texto para analizar a fondo toda la información vertida durante la charla, para evitar que algún dato importante se pase por alto.

Por el momento, las transcripciones automáticas funcionan solamente para reuniones en inglés. Sin embargo, Google promete añadir soporte para otros cuatro idiomas —español, portugués, francés y alemán— a partir del 2023. Lamentablemente, los de Mountain View no han brindado una fecha un poco más específica, de modo que habrá que esperar para conocer más novedades.

La inclusión de las transcripciones automáticas en Google Meet no es algo particularmente revolucionario. De hecho, Microsoft Teams ya cuenta con una opción similar desde hace bastante tiempo; en tanto que Zoom ha ido un paso más allá, con la implementación de traducciones en tiempo real. No obstante, no deja de ser una adición muy interesante para quienes dependen diariamente del servicio de Google como herramienta de trabajo.

Google Meet suma transcripciones automáticas

Un dato llamativo de la nueva herramienta de transcripciones automáticas de Google Meet es que su implementación es hasta por demás simple. Todo el registro de las conversaciones se almacenará como texto en un archivo de Google Docs, dentro de la cuenta de cada usuario.

Pero los de Mountain View prometen sacarle mayor provecho en el futuro cercano. Google asegura que, gracias a las transcripciones, será capaz de ofrecer estadísticas y otras características basadas en esos registros. Sin embargo, las mismas todavía no se encuentran disponibles, ni tampoco queda demasiado claro cómo se implementarán, ni que alcance tendrán.

Como suele suceder con herramientas de este tipo, su utilidad dependerá de cada escenario o usuario. Aquellos que diariamente lidian con reuniones laborales de Google Meet que pueden extenderse durante varios minutos, posiblemente encuentren un caso de uso más firme que otros.

También hay que ver con qué calidad llegan las transcripciones automáticas al servicio de videollamadas. Google ya tiene mucha experiencia en el campo del reconocimiento de la voz y su transformación a texto —principalmente gracias al Asistente de Google—, y hemos visto la tecnología implementada en servicios como YouTube. El verdadero desafío estará en lograr resultados tan buenos en otros idiomas, como los que puede ofrecer en inglés.

Deja una respuesta