En la batalla por los derechos de imagen generados por las IA, Shutterstock tiene una solución: pagar a todos

  Reading time 5 minutes

Los grandes bancos de imágenes están viendo que la IA está sacudiendo su modelo de negocio. La primera medida que tomaron empresas como Shutterstock y Getty fue prohibir las imágenes creadas por inteligencia artificial, pero es poner palos en las ruedas.

Ahora, en un cambio de estrategia, Shutterstock ha anunciado que se ha aliado con OpenAI para integrar DALL-E en su banco de imágenes. Un movimiento acompañado de otras medidas que pueden verse como los primeros pasos en serio para intentar resolver el problema. Lamentablemente, el impacto de la IA es demasiado complejo como para que estemos cerca de la solución.

Shutterstock empezará a vender imágenes creadas con IA. El banco de imágenes vende más de 100 millones de imágenes. Ahora, entre las que ofrece se encontrarán imágenes creadas por DALL-E 2, gracias a su nuevo acuerdo con OpenAI. Esta colaboración dará comienzo en unos meses y los usuarios podrán encontrar imágenes generadas con la IA de DALL-E.

Solo las de DALL-E. Este anuncio no contrarresta la medida anterior. Shutterstock permitirá imágenes con IA, pero únicamente las de OpenAI y DALL-E. El resto de imágenes con IA estarán prohibidas, véase las generadas por Midjourney, Stable Difussion y otras IAs equivalentes.

Beneficioso para las dos empresas. Por parte de Shutterstock consiguen una solución temporal a su relación con la IA. Paul Hennessy, CEO del banco de imágenes, explica que «reconocemos que es nuestra gran responsabilidad aceptar esta evolución y garantizar que la tecnología generativa que impulsa la innovación se base en prácticas éticas». Por parte de Open AI, Sam Altman, su CEO, explica que «Shutterstock ofrecerá imágenes DALL-E a sus clientes como una de las primeras implementaciones a través de nuestra API, y esperamos futuras colaboraciones».

No es la primera vez que las dos empresas colaboran ya que Shutterstock ofreció imágenes y metadatos a OpenAI para ayudar a crear DALL-E. Ahora estas imágenes de DALL-E competirán con los mismos creadores que ayudaron a entrenar a esta inteligencia artificial.

¿Y qué ocurre con los creadores humanos? Como compensación por usar su trabajo, Shutterstock ha creado un «Fondo para Contribuidores». Aquellos artistas cuyo trabajo sea aprovechado por una IA para entrenar un modelo serán recompensados económicamente. Es la primera iniciativa de este tipo y un parche a la idea de que puedan usar su trabajo bajo la justificación del «uso justo».

Shutterstock no tiene obligación legal de recompensar a los artistas, ya que la legislación todavía no está clara en esta dirección, pero crea este fondo para moderar las críticas.

Más cerca de conocer «quién hay detrás» de cada imagen de una IA. El problema de fondo con el copyright de una imagen con IA es que es muy difícil establecer hasta qué punto esa imagen está basada en el trabajo concreto de un artista. Lo habitual es que esté basado en el trabajo de muchos. Al no poder compensar a un artista individual, Shutterstock los compensará a todos, en base al porcentaje de metadatos y volumen utilizado de su trabajo en las imágenes vendidas.

El argumento que dan para prohibir otras IAs pero no DALL-E es que así pueden conocer mejor el origen y el final. Shutterstock no sabe cómo se ha hecho una imagen con IA, pero gracias a su alianza con OpenAI sí tendrá una mejor comprensión de cómo se ha creado esa imagen en concreto. Todo queda en casa.

El CEO de Getty Images no lo ve claro: «vender imágenes con IA es ilegal». La posición del gran rival de Shutterstock es muy distinta. Craig Peters, CEO de Getty Images, ha criticado que las compañías estén colaborando con los generadores de IA para comercializar el trabajo que al final es de otros artistas. En una entrevista con The Verge explica que» no queremos poner a nuestros clientes en esa área de riesgo legal […] Ha habido afirmaciones de que los derechos de autor son propiedad de x, y, z, de ciertas plataformas, pero no creo que esas preguntas hayan sido respondidas».

Es decir, desde Getty Images no tienen claro que la ley realmente permita este uso. Sin embargo, en lo relativo a la IA y el copyright todavía no hay una jurisprudencia clara. Hasta entonces, las empresas están adaptándose cómo mejor pueden.

1 comentario en «En la batalla por los derechos de imagen generados por las IA, Shutterstock tiene una solución: pagar a todos»

Deja una respuesta